Red velvet cupcakes
genares
genares

Red velvet cupcakes

  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 350 grs de harina
  • 300 grs de azúcar
  • 1 cucharada rasa de cacao en polvo puro, de el de sin azúcar, yo uso “Valor”
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada rasa de bicarbonato sódico
  • 240 ml de aceite suave
  • 1 cucharita rasa de sal
  • 240 ml de buttermilk
  • (En cuanto al buttermilk, si no disponéis de él, se puede hacer un apaño, no es lo mismo, pero vale. Se pone 240 ml de leche y se le añade una cucharada de zumo de limón. No se remueve, se deja que actúe durante 10 minutos y listo. Se tiene que quedar como leche cortada.)
  • 1 cucharita de vinagre blanco
  • Colorante rojo en pasta
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • PARA EL FROSTING DE QUESO
  • 225 grs queso crema frío, no puede ser light
  • 75 grs mantequilla fría
  • 100 grs de azúcar glass o mejor icing sugar
  • ½ cucharita de esencia de vainilla
  • Una gota de colorante en gel si se desea dar color.

Instrucciones

    1. Lo primero es poner en un bol los ingredientes secos, harina, azúcar, cacao, bicarbonato y sal. Tamizamos, mezclamos y reservamos.
    Con la thermomix, poner en el vaso los ingredientes secos menos el azúcar, programar 15 segundos, velocidad 6. Reservar.

    2. En otro bol, mezclamos los ingredientes húmedos, los huevos, el aceite, el buttermilk, el vinagre, la esencia de vainilla y el colorante y batimos hasta que se mezcle bien. Si no tenemos buttermilk, hacerla como ya he explicado arriba.

    Con la thermomix, sin lavar el vaso ponemos huevos y azúcar, programamos 3 minutos, 37 º a velocidad 3 1/2 y luego otros 3 minutos a la misma velocidad pero sin temperatura. Añadir el resto de los ingredientes húmedos 20 segundos, velocidad 4.

    3. Ahora añadimos un tercio de los ingredientes secos sobre los húmedos y batimos bien. Cuando esté todo integrado, añadimos el resto y batimos de nuevo hasta tener una mezcla perfecta.
    Con thermomix, añadir los ingredientes secos sobre los húmedos y mezclar 30 segundos a velocidad 5. Con la espátula bajar los restos que hayan quedado por el vaso y mezclar 5 segundos mas.

    4. Es el turno de llenar unos moldes de cupcakes o un molde de tarta engrasado, hasta 1/3 de su capacidad y los horneamos a 175 º durante unos 15/20 minutos sin son cupcakes o unos 35/40 para bizcocho. Hacer la prueba del palito de brocheta para comprobar la cocción, no todos los hornos son iguales.
    Por último dejamos enfriar los cupcakes un par de minutos en las cápsulas y luego los sacamos a una rejilla para que se enfríen del todo. El bizcocho será mejor que enfríe en su molde.
    Si preparamos solo bizcocho para hacer tarta, será mejor repartir la mezcla en dos moldes iguales, pues es bastante cantidad. Así podremos cortar a la mitad cada uno y obtener 4 planchas de bizcocho listas para el relleno.

    Preparar el frosting para los red velvet cupcakes

    1. Lo primero es batir la mantequilla fría, sólo llevará 10 minutos fuera de la nevera, hasta que este un poco blanda, no mucho, e ir poniendo azúcar poco a poco hasta que este bien incorporada.

    2. Después añadimos la vainilla y acontinuación el queso recién sacado de la nevera. Batir todo hasta que esté incorporado, pero sin pasarse, si no corremos el riesgo de que se baje al calentarse el queso.

    3. Ahora ponemos una gota del colorante elegido y mezclamos con una cuchara hasta que se integre completamente. Si se quieren varios colores, separar el frosting en varios cuencos y teñir cada uno del color deseado.

    4. Por último, poner el frosting en una manga pastelera y reservar en la nevera hasta decorar.

    CON THERMOMIX

    1. Podemos pulverizar azúcar blanca con la máquina 30 segundos velocidad progresiva 5 -9, pero yo os recomiendo usar el azúcar glas o el icing sugar que venden. El resultado es mucho mas fino.

    2. Empezamos poniendo la mariposa en el vaso. Añadimos la mantequilla, 2 minutos, velocidad 3.

    3. Bajamos los restos que hayan quedado por las paredes con la espátula y ponemos el queso bien frío. Programamos 2 minutos a velocidad progresiva 2 -3 1/2.

    Para decorar
    Hay que empezar desde fuera de la magdalena hacia el centro haciendo forma de círculo.
    Otra forma es empezar en el centro e ir girando. De este modo parecerán rosas.
    También se puede untar primero la magdalena con el frosting, e ir poniendo penachos pequeños de frosting, repartidos por encima…..imaginación al poder…..lo que se os ocurra.
    red velvet cupcakes

    Podemos acabar con unos fideos, perlitas o bolitas de caramelo. También se pueden untar las cupcakes con frosting y adornar con un poco de fondant rojo en forma de flores por ejemplo, de esa forma, tendrán mucha menos cantidad de frosting y están igualmente ricas. Esta es una buena opción para cuando no tenemos manga pastelera o no queremos abusar del azúcar.

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.