Croquetas de Gambas al Ajillo
Carmen Cabrera Fernandez
Carmen Cabrera Fernandez

Croquetas de Gambas al Ajillo

  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • - 350 gr. de gambas.
  • -50 gr. de mantequilla.
  • -1 cucharada de aceite.
  • -3/4 ajos grandes.
  • -450 gr. de leche (3 vasos medidores).
  • - 1 vaso medidor y un poco más de harina (90 gr.).
  •  
  • Para rebozar

Instrucciones

    Las gambas podemos usarlas congeladas. Si son frescas,

    mejor. En este caso, las pelamos y reservamos la carne.

    Pelamos y picamos los ajos pequeñitos.

    Ponemos en la cubeta de la fussion, el aceite, la

    mantequilla y los ajos. Menú al gusto, 120 Cº.

    Dejamos sofreír.

    Añadimos las gambas y dejamos sofreír hasta que

    suelten el líquido.

    Añadimos la harina y dejamos en menú al gusto 120 Cº,

    para que se tueste.

    Incorporamos la leche poco a poco. Ponemos sal,

    pimienta y nuez moscada al gusto.

    Removemos bien y dejamos rehogar un par de minutos.

    Ponemos menú guiso, 5 minutos, válvula cerrada.

    Si hace falta despresurizamos. Abrimos y removemos

    con fuerza con unas varillas de silicona para no dañar la

    cubeta.

    Colocamos la masa en una bandeja, tapamos con papel

    glas y dejamos enfriar. Si dejamos reposar hasta el día

    siguiente estarán más sabrosas. También podemos poner

    en una manga pastelera.

    Al día siguiente podemos hacer las croquetas:

    Para ello preparamos una bandeja alargada con harina,

    un plato con huevo batido y otro con pan rallado.

    En el plato del huevo batido, podemos añadir un poco de

    leche y mezclar con el huevo, así conseguiremos que

    las croquetas salgan más suaves.

    Podemos hacer las croquetas de dos formas:

    1ª Con una cuchara vamos cortando trocitos de masa.

    Lo metemos en el huevo y luego en el pan rallado. Con la

    mano le damos una forma bonita y las vamos poniendo

    en una bandeja sin que se peguen ni se rompan.

    2ª vamos poniendo la masa en una manga pastelera

    desechable. Cortamos la parte baja del tamaño que

    deseemos las croquetas.

    Nos colocamos sobre la bandeja con harina y vamos

    empujando la masa para que salga un churro grande y

    delgrosor que hayamos escogido. Le damos forma

    pasando por la harina, el huevo y el pan rallado.

    Si hacemos mucha cantidad, podemos congelarlas y

    tenerlas siempre dispuestas.

    En ese caso vamos colocando las croquetas terminadas

    en un plato o fuente que después llevaremos al

    congelador. Una vez congeladas y duras, despegamos y

    colocamos en el recipiente definitivo que queramos

    dejarlas.

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.