Tomates secos con crema de queso y paté de aceitunas negras
Descocinar
Descocinar
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 5 1 valoraciones

Ingredientes

  • 10 minutos El agua debe estar caliente, sin llegar a hervir. Después los escurrimos y es importante secarlos bien (podéis usar papel de cocina). Una vez secos y fríos, los cubrimos con aceite de oliva y dejamos que se maceren. Yo lo dejé dos horas que es el tiempo del que disponía y estaban muy sabrosos. Como compré bastante cantidad, los tomates que me han sobrado los he dejado en conserva con un diente de ajo y una ramita de romero y ya tengo ganas de utilizaros para otras recetas, como por ejemplo, un risotto!

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.