Soldaditos de Pavia. Delicias de bacalao
Recetasderechupete.com
Recetasderechupete.com
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 1 kg.  de bacalao desalado
  • 12 huevos
  • 1200 g de harina de trigo
  • 12 cucharaditas de levadura química o impulsor (tipo Royal)
  • 1100  ml de cerveza
  • 1 Aceite de oliva virgen extra (para freír)
  • 12 dientes de ajo
  • 1 Perejil fresco
  • 1 Sal (al gusto)Preparación de los soldaditos de Pavía Pelamos y picamos los dientes de ajo, el picado debe ser muy fino. Si tenéis un machacaajos, casi mejor. Así el puré del ajo no lo encontraréis en la masa pero sí su sabor. En un recipiente hondo añadimos los ajos picados y el huevo. Batimos hasta que queden bien integrados. Vertemos la cerveza y a continuación añadimos, poco a poco, la harina y la levadura. Removiendo enérgicamente a medida que vamos incorporando los ingredientes. Espolvoreamos un poco de perejil, removemos y tapamos la mezcla con film para dejarla reposar 15 minutos en el frigorífico. Pasado el tiempo, preparamos una sartén con un aceite de oliva virgen extra y lo ponemos a calentar. Pensad que la cantidad de aceite debe llegar a cubrir al menos la mitad del soldadito. El aceite dependerá de la sartén que utilicéis, su tamaño y profundidad. Cortamos los lomos de bacalao en pequeños bastones de unos 2,5 cm de ancho (el largo lo dejo a vuestro antojo). Los pedazos no deben ser muy gruesos, para evitar que el pescado quede crudo por dentro al freírlo. Añadimos un poco de sal al bacalao y lo rebozamos en nuestra masa orly. A continuación los pasamos a la sartén que ya tendrá el aceite caliente y dejamos que se hagan a fuego medio-alto, hasta que los soldaditos estén dorados. Dejad escurrir el exceso de aceite sobre papel de cocina y servir inmediatamente. Consejos para unos soldaditos de pavia de rechupete Sea como sea, los soldaditos de Pavía no solo los encontraréis en las tabernas madrileñas, sino que en Andalucía, aunque allí no se suele preparar con bacalao, sino con merluza. En algunos casos se suele decorar el emplatado final con pimientos rojos asados, pero yo prefiero acompañarlo de una buena ensalada, y aún más si lo voy a cenar, pues ya sabéis que el pimiento, por la noche, puede resultar un poco indigesto. En cuanto al rebozado os voy a dar mi receta, no es la de Casa Labra, pero en casa triunfa. A mí me gusta incluir un diente de ajo bien picado al rebozado. No os hacéis una idea del sabor tan espectacular que os va a dejar en cada bocado. Pero si vais a cocinar para niños, podéis eliminar el ajo e incluir en su lugar un poco de azafrán molido. En cualquier caso, el secreto de esta receta está en estos 2 consejos. Contar con un buen bacalao de calidad, perfectamente desalado y que tenga una cierta altura o grosor. La masa del rebozado (un estilo Orly), debe quedar un poco espesa y los lomos de bacalao no deben ser demasiado gruesos. Para evitar que la carne del pescado quede crujiente por fuera, pero crudo por dentro. Si por algún motivo os quedase una masa demasiado densa, que no os entren los agobios. Basta con añadir un poco de agua a la mezcla mientras removéis, hasta que os quede una masa ligeramente espesa. Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.