Salsa vizcaína: cómo se hace
invitadoinvierno.com
invitadoinvierno.com
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 2 kg de cebollas, mitad blancas, mitad moradas
  • 1200 ml de aceite de oliva suave
  • 12 dientes de ajo
  • 118-20 pimientos choriceros (200 g de carne en conserva)
  • 11 L de agua
  • 11 hueso de jamón o un trozo de tocino salado
  • 1200 ml de coñac
  • 1 Sal al gustoEmpezamos por pochar las cebollas a fuego lentísimo, cortadas en juliana, hasta que caramelicen.
  • 1 Tardarán varias horas en estar listas, en función de la clase de cebolla, aquí tenéis el detalle del caramelizado de cebollas.
  • 1 Retiramos el rabo y las pepitas a los pimientos choriceros. En una cazuela calentamos el agua y llevamos a ebullición a borbotones. Escaldamos los pimientos 10 segundos, los sacamos y los escurrimos un poco. Los volvemos a meter en el agua hirviendo, repitiendo la operación de escaldarlos 10 segundos. Hacemos esto 3 veces en total.
  • 1 Otro modo de rehidratar los pimientos sin gastar tanta energía es dejarlos toda una noche en agua.
  • 1 Dejamos templar los pimientos y cuando se puedan tocar los abrimos y raspamos la carne interior con un cuchillo y mucho tiento.
  • 1 Si tenemos poco tiempo, pocas ganas o ambas cosas, usaremos la carne de pimiento choricero que viene ya limpia de pieles para añadirla tal cual al sofrito.
  • 1 Agregamos esta carne a la cebolla ya caramelizada (debe estar oscurita y solo se debe apreciar el aceite en el fondo, casi nada de jugo), junto con el hueso de jamón o el tocino, y el ajo fileteado. Le damos unas vueltas al conjunto para que se haga el ajo. El añadido del pimiento tiene un curioso efecto como de espesar el conjunto.
  • 1 Añadimos 250 ml del agua de remojo de los pimientos (o agua sin más) y el coñac, y dejamos cocer 5 minutos hasta que el líquido se reduzca.
  • 1 Retiramos el hueso o tocino.
  • 1 Trituramos a fondo. Si no tenemos una máquina muy potente, como una Thermomix, es posible que tengamos que pasar la salsa por un pasapurés para que quede muy fina. Si nos queda demasiado espesa añadiremos agua de remojo o agua corriente.
  • 1 Salamos al gusto y a disfrutar.

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.