Rollitos de canela o Cinnamon rolls
Recetasderechupete.com
Recetasderechupete.com
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 400 gr. harina de fuerza
  • 120 gr. levadura fresca de panadero
  • 150 ml. agua y 100 ml. leche entera
  • 150 gr. mantequilla
  • 11 huevo y un pellizco de sal
  • 130 gr. azúcar
  • 1½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 Para el relleno: 100 gr. mantequilla, 60 gr. azúcar y 1,5 cucharadas soperas de canela en polvo
  • 1 Para el glaseado: 100 gr. azúcar glass, 100 gr. queso de untar y 30 ml. aguaPreparación de la masa de los rollitos de canela Mezclamos todos los ingredientes para la masa en el mismo bol. Es decir, la harina, 20 gr. de levadura de panadero desmenuzada, 50 ml. de agua tibia, 100 ml. de leche tibia, 50 gr. de mantequilla derretida, la vainilla, 1 huevo y una pizca de sal. Amasamos todos los ingredientes enérgicamente durante 10 o 15 minutos. Dejamos reposar la bola de masa en un bol engrasado y tapamos con film transparente. Dejamos reposar hasta que doble su volumen durante 1 hora 30 minutos. Si queremos asegurar el proceso, no siempre nuestra cocina está a una temperatura ideal para que los levados funcionen. Podemos encender el horno durante 1 o 2 minutos a 50º C y apagamos y dejamos reposar la masa dentro. Así tendremos la temperatura ambiente ideal para que fermente la masa. Estiramos la masa sobre una superficie enharinada formando un rectángulo. Seguid el paso a paso en foto, así no os perderéis en ningún momento. Con un pincel de cocina extendemos la mantequilla reblandecida y espolvoreamos con la mezcla de canela en polvo y los 30 g. de azúcar. Estirado de la masa. Horneado y presentación final de los rollitos de canela Enrollamos la lámina de pasta y cortamos en 10 partes. Colocamos cada parte en vertical ene una bandeja alta engrasada con mantequilla y cubrimos con papel film. Dejamos reposar de nuevo la masa durante 1 hora 30 minutos hasta que vuelvan a crecer. Precalentamos el horno a 200º C. Horneamos a 200º C con calor arriba y abajo los cinnamon rolls durante 20 minutos, hasta que estén bien dorados. Mientras se hornean nuestros bocados preparamos el glaseado mezclando todos los ingredientes. Retiramos la bandeja del horno y extendemos el glaseado por encima. Servimos preferiblemente caliente y con una buena taza de tea, chocolate o café. Perfectos para merendar o desayunar. Como recomendación final, a la hora de comerlos sólo una, para apreciar el sabor y textura de este bollo como se merece tenemos que tomarlo caliente. Así podremos decir que está de rechupete. Curiosidades para unos cinnamon rolls de rechupete Su origen se sitúa en torno a los años 20 cuando empezaron a prepararse en las casas estos bollos. Eso sí, casas pudientes económicamente hablando debido al coste de los ingredientes. En cualquier caso a partir de ahí comenzaron a popularizarse hasta el día de hoy. Ahora forman parte importante del repertorio gastronómico repostero de Estados Unidos y de algunos países del Norte de Europa. Tanto es así que en Suecia tienen un día especial para este bollo, todos los 4 de Octubre se celebra el “Día nacional del cinnamon roll”. Pese a lo que pudiéramos pensar, se cree que su origen no está en EEUU sino en Suecia. Donde preparan un pastelito llamado kanelbulle, que con ligeras diferencias viene a ser muy similar a los cinnamon rolls. Podemos preparar estos bollos como pasteles individuales o como un gran pastel de muchos cinnamon rolls, que es lo que yo he preparado hoy. La diferencia no radica más que en el tiempo de horneado, si los hacemos sueltos con 12 minutos de horno será suficiente, si van horneados juntos harán falta unos minutos más. En cuanto al glaseado podemos hacer el más simple, sólo de azúcar o preparar un fronting de queso. En Suecia suele coronarse con chocolate, o perlas de azúcar, mientras que en Estados Unidos el más popular es el glaseado de azúcar.

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.