Receta de tarta de fresas y crema pastelera
Estoy hecho un cocinillas
Estoy hecho un cocinillas
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 250 g de fresas, bien lavadas, sin las hojas y cortadas por la mitad a lo largo
  • 1125 g de harina, tamizada
  • 160 g de mantequilla, cortada en trocitos y bien fría
  • 11 huevo pequeño
  • 11 chorrito de leche
  • 11 cucharada de azucar
  • 1 Ralladura de limón (opcional)
  • 1350 ml de leche entera
  • 11 vaina de vainilla
  • 14 yemas de huevo
  • 180 g de azúcar
  • 135 g de maicena
  • 135 g de mantequilla
  • 150 ml de agua
  • 11 hoja de gelatina neutra
  • 12 cucharadas de azúcar glasPrepara la masa quebrada Mezcla la harina con la mantequilla cortada en cubos, hasta obtener una consistencia arenosa. Añade el azúcar, el huevo, el chorrito de leche y una pizca de sal. Amásalo justo hasta que quede homogéneo. No demasiado, pues no queremos que se desarrolle el gluten. Envuélvela en film plástico y resérvala en la nevera una media hora. Prepara la crema pastelera Calienta la leche en un cazo a fuego medio, junto con la vainilla previamente cortada y las semillas que habrás rascado con la punta de un cuchillo. En un bol, mezcla con las varillas las yemas de huevo con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Añade poco a poco la maicena sin dejar de batir. Cuando la leche hierva, cuélala para retirar la vainilla, y añádela poco a poco a los huevos sin dejar de batir. Una vez mezclado, ponlo otra vez en el cazo a fuego medio hasta que empiece a hervir. No dejes de remover, para que no se queme. Cuando rompa a hervir, retíralo del fuego y pásalo al bol para que se enfríe. Cuando la crema esté templada, incorpora la mantequilla y mezcla bien con las varillas. Reserva. Precalienta el horno a 175ºC, calor arriba y abajo. Saca la masa quebrada de la nevera y estírala con un rodillo en una superficie enharinada. Lo suficiente para cubrir un molde de 23 cm de diámetro. Colócala dentro del molde previamente engrasado con mantequilla y enharinado. Con la ayuda de un tenedor, haz agujeros por toda la superficie de la masa quebrada. Coloca una hoja de papel de hornear cortada en círculo en el fondo y rellena el resto con bolas de hornear o legumbres. Hornea la masa quebrada durante 20 minutos. Una vez horneada, desmolda con cuidado y déjala enfriar. Reparte la crema pastelera por la superficie y decora con las mitades de fresas. Por ejemplo, puedes hacer círculos primero en un sentido y luego en otro, como se ve en la foto. Por último, para preparar la capa de brillo: Remoja la gelatina en agua fría durante unos 5 minutos. Añade el agua en un cazo pequeño y disuelve el azúcar Pon a calentar el cazo a fuego medio hasta que el agua empiece a hervir. Retira del fuego, escurre bien la gelatina y disuélvela bien en el agua azucarada. Dejar reposar unos 3 o 4 minutos para que se enfríe. Utiliza el preparado para untar todas las fresas de la tarta con una brocha de cocina. Reserva un par de horas en el frigorífico antes de consumir. Y ya está.

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.