Receta de pechuga de pollo con salsa de champiñones
Estoy hecho un cocinillas
Estoy hecho un cocinillas
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo
  • 1250 ml de leche entera
  • 1250 g de champiñones
  • 1200 ml de nata líquida o crème fraîche
  • 11 chalota o 1/2 cebolla
  • 11 cucharada de aceite de oliva
  • 110 g de mantequilla (o 1 cucharada más de aceite de oliva)
  • 1 Sal y pimienta al gusto
  • 11 chorrito de vino blanco</p>Limpia las pechugas de pollo de las eventuales tiras de grasa que puedan contener.Si los trozos de pechuga son muy gruesos, puedes hacerles un corte por la mitad para abrirlas un poco como un libro y que queden más finas.Opcionalmente, mételas en un gran recipiente y cúbrelas con la leche entera. Tapa y deja que maceren dentro de la nevera de 1 a 2 horasEn una sartén grande, calienta 1 cucharada de aceite. Cuanto esté bien caliente, dora las pechugas por ambos lados.Retira las pechugas, baja el fuego y pocha la chalota o la cebolla cortada finamente junto con la mantequilla o aceite restante.Añade los champiñones lavados y troceados y rehoga hasta que se vuelvan más oscuros y cojan una tonalidad brillante.Agrega el vino blanco y deja deja reducir un par de minutos.Incorpora la nata y mezcla bien.Mete las pechugas en la sartén, tapa y déjalas cocer a fuego medio por 10 minutos.Y ya está. Sirve las pechugas con un poco de salsa de champiñones por encima, acompañadas de arroz blanco y unas verduras al vapor. ¡Buen provecho!

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.