Pollo en salsa de nata
Recetasderechupete.com
Recetasderechupete.com
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 1250 gr. de champiñones
  • 11 cebolla grande
  • 1200 ml. de nata líquida para cocinar
  • 1 Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Sal (al gusto)
  • 1 Perejil (para decorar el plato)Preparación del pollo en salsa de nata En esta receta vamos a utilizar pechugas de pollo fileteadas. Si sois mañosos en cocina podéis hacerlo en casa, pero sino el carnicero/a os las preparará sin problema. Decidle que son para hacer a la plancha y listo. Comenzamos por pelar la cebolla y la cortamos en brunoise (dados pequeños). A los champiñones, les cortamos la base del pie (que suele traer tierra). Limpiamos el sombrero con un papel de cocina. No los paséis por agua. Reservamos. En una sartén, con un poco de aceite de oliva virgen extra, rehogamos la cebolla a fuego medio. Unos 5 minutos, para que vaya ablandando y soltando agua. Salamos al gusto. Cocción y presentación final del pollo a la nata Cortamos en láminas los champiñones y los añadimos a la sartén. Mezclamos, tapamos y dejamos que se cocinen 10/12 minutos (fuego medio). Removemos de vez en cuando para que no se quemen. Irán soltando agua y ya se irá formando la base de nuestra salsa. Cuando veamos que están ya hechos, vertemos la nata líquida para cocinar. Mezclamos y dejamos cocinar, para que vaya espesando poco a poco. Mientras tanto, salamos las pechugas de pollo y las marcamos a la plancha, vuelta y vuelta. Aquí prepararlas a vuestro gusto, ya sean más o menos hechas. Pasamos las pechugas a la sartén con la salsa de nata. Bajamos el fuego y cocinamos unos 5 minutos para que sigue reduciendo la salsa, y las pechugas se empapen bien del sabor. Servimos bien caliente en la mesa, acompañadas de un pan rico y a disfrutar de este plato tan delicioso. Consejos y recomendaciones para un pollo a la nata de rechupete La salsa de nata queda en su punto justo de cremosidad, esto lo conseguimos con una nata con poca materia grasa, que sea suave para cocinar. La carne de pollo es la protagonista de la receta y una de las más saludables que podemos encontrar en las carnicerías y mercados, y es la más consumida en los hogares españoles. Tiene un gran componente de agua, entre un 70-75%, y su principal aporte es proteico y las proteínas representan sobre un 20%. También es una carne baja en grasa. Según como lo cocinemos, tendrá más o menos nutrientes. A la plancha, como vamos a preparar las pechugas en esta receta, es cuando mayor aprovechamos sus cualidades. Cómo consejo una vez que compréis el pollo y lleguéis a casa es importante el tema de la conservación. Debemos de tener a carne de pollo siempre en el frigorífico. Os recomiendo sacarlo de las bandejas plásticas en las que viene envasado, y reservarlo en un plato/fuente, tapado con un papel de cocina. Así os aguantará unas 48h en perfecto estado. Si lo guardáis ya cocinado, no pasaros de 5 días. Como os decía, el pollo es muy versátil, por lo que también podéis hacer muchas recetas de aprovechamiento, como croquetas de pollo (receta en el blog), ensaladas, arroces, etc. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.