Pasta con tomates cherry y mantequilla de anchoas
elcomidista.elpais.com
elcomidista.elpais.com
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • En el eterno dilema “frutos del mar y lácteos sí, claro” contra ”frutos del mar y lácteos no, ni de coña” en los platos con pasta, hay uno de los segundos elementos que, para mí, queda fuera de toda discusión: la mantequilla. Jamás se me ocurriría mezclar un queso curado con una caballa, pero la mantequilla -aunque me chiva mi gurusa de todo lo italiano, Anna Mayer de Panepanna y 50% de The Kilomeaters, que suele usarse más con pescado blanco, a excepción de las anchoas- me parece un aderezo perfecto para combinar con pasta y un pescado de sabor profundo y potentorro. Como lo de las sardinas y la mantequilla ya lo hicimos en su momento -con alcaparras para un contraste ácido que le iba de muerte-, esta vez vamos a ser más puristas y apostaremos por las anchoas, a las que sumaremos otros clásicos del verano y la pasta: el ajo y el tomate. No hace falta que compres las mejores anchoas del mundo para este plato; su finalidad aquí es aportar salazón y sabor marino. Acabarán hechas migas y con una textura casi imperceptible, así que guarda tu conserva favorita para un plato frío o un aperitivo donde vaya a lucir y usa aquí unas simplemente decentes. Si no tienes anchoas, pero sí salsa de pescado -un clásico de la cocina vietnamita-, puedes coger cinco cucharadas y reducirlas a la mitad en un cacito a fuego suave (al tener muy poca cantidad reducirá muy rápido). Lo más complicado de esta receta puede ser no pasarse con la sal, ya que hay que tener en cuenta la que aportan las anchoas, que se vuelven aún más saladas cuando se calientan. Lo mejor es salar solo el agua de hervir la pasta, probar el plato durante la mantecatura -el momento en el que se mezclan la pasta y la salsa con un poco de agua de la cocción- y rectificar o, en caso de duda, dejar un salero en la mesa y que cada comensal decida. Dificultad Hay que hervir la pasta. Ingredientes Para 4 personas 360 g de pasta larga redonda (espaguetis, bucatini)500 g de tomates cherry de peraUna lata de filetes de anchoa en aceite12-16 hojas de albahacaUn puñadito de hojas de perejil (opcional, pero recomendable)60 g de mantequilla1 chorrito de aceite de oliva4 dientes de ajo (o al gusto)SalPimienta Preparación Hervir la pasta según instrucciones del fabricante en abundante agua salada (al dente).Mientras, pelar y cortar los dientes de ajo en láminas finas y abrir los tomates por la mitad (yo suelo hacerlo a lo largo).Poner en una cazuela grande la mantequilla con una gota de aceite para que no se queme, y dorar los ajos a fuego medio-suave durante un par de minutos. Añadir las anchoas picadas y los tomates, subir un poco el fuego y cocinar todo unos cinco minutos, dando vueltas más o menos cada minuto para que se haga uniformemente.Colar la pasta cuando esté al dente o un poquito antes, guardando ⅓ de vaso -unos 100 ml- del agua de la cocción. Añadir la pasta y el agua a la cazuela y remover todo a fuego vivo durante un par de minutos, hasta que la pasta haya absorbido el agua.Mezclar con las hierbas aromáticas, servir y rematar con pimienta negra recién molida. Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.