Pasta con salsa de champiñones Portobello
elcomidista.elpais.com
elcomidista.elpais.com
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • En El Comidista en general y los Stomako en particular estamos un poco hartos de ver como la gente se ensaña con un alimento tan polivalente como la pasta. Es cierto que sus versiones integrales no están tan ricas como la refinada, y que las harinas blancas no son lo más interesante nutricionalmente del mundo, pero la pasta tampoco es el demonio, de verdad. Nuestro truco para disfrutarla sin remordimientos consiste en tomar el resto de cereales integrales y consumirla eventualmente con una buena porción de verdura (en el mismo plato o acompañándola de una ensalada). Y tampoco hace que te pongas como un globo aerostático si la comes para cenar: es cuestión de moderación, como la mayoría de cosas en esta vida.
  • Todavía hay muchos sitios en los que sirven la pasta recocida con tomate frito chungo de brick, o donde creen que la carbonara se hace con bacon y nata líquida. Por eso aquí os dejamos algunos consejillos para mejorar nuestra destreza con la pasta, que falta nos hace a los españoles.
  • La receta que proponemos es bastante resultona, con una relación esfuerzo/resultado abrumadora. Además, la salsa de setas se puede almacenar varios días en la nevera, por lo que podemos preparar de más y hacernos la semana más sencilla. El intringulis de la receta se basa en la rapidez de los últimos pasos, así que no te duermas y dale a la muñeca para que quede perfecta. Dificultad No cocer demasiado la pasta. Solo eso. Ingredientes Para 2 personas 200 g de pasta seca (linguini en nuestro caso)8 setas portobello grandes1 diente de ajo6 hojas de albahaca grandes40 g de parmesano ralladoPimienta negraSalAceite de olivaMantequilla Preparación Dorar a fuego alegre durante unos minutos las setas troceadas con un poco de aceite. Salpimentar al gusto y añadir las hojas de albahaca y el ajo picado. Saltear un minuto más y dejar templar. Triturar con una batidora hasta conseguir un puré espeso, guardando algunas enteras para decorar, y reservar. Cocer la pasta un poco menos de lo que nos indique el fabricante. Guardar medio vaso del agua de la cocción. En una sartén al fuego poner una nuez de mantequilla y echar la pasta cocida y la mitad del parmesano sobre la pasta. Añadir la salsa de setas y remover enérgicamente añadiendo poco a poco el agua de cocción hasta que se vaya ligando la salsa. Remover un par de minutos y sacar del fuego. Emplatar y añadir más parmesano rallado por encima y trozos de albahaca fresca. Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.