Magdalenas Caseras con Copete
Postres Originales
Postres Originales
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 4 1 valoraciones

Ingredientes

  • 8 Minutos Tiempo de Cocción 12 Minutos Tiempo Total 20 Minutos Hoy te explico cómo preparar unos deliciosos Quequitos ideales para para disfrutar en el desayuno o merienda. Autora: Pilar Monge Tipo de Receta: Postre Raciones: 15 Unidades Ingredientes 200 gramos de Azúcar 4 Huevos (220 gramos) a 50 gramos de Zumo de Naranja 200 gramos de Aceite de Oliva 230 gramos de Harina de Trigo 15 gramos de Levadura o Polvos de Hornear Pizca de Sal Ralladura de una Naranja Paso a Paso Primero ponemos en un bol que no esté frío el azúcar junto a los huevos y empezamos a mezclar con una máquina de varillas durante 6 minutos a gran velocidad hasta que tripliquen su volumen y la mezcla blanquee. Después, agregamos el zumo de naranja y mezclamos durante unos 15 segundos. A continuación, vertemos el aceite y mezclamos otros 15 segundos con las varillas. Una vez que la tengamos lista agregamos la harina tamizada con un colador, la levadura y la sal. Y lo mezclamos con una espátula haciendo movimientos envolventes y asegurándonos que en el fondo no nos quedan restos de la harina. Por último, añadimos la ralladura de naranja y removemos. Lista nuestra masa la vertemos en los moldes hasta un dedo del borde y dejamos reposar la bandeja en la nevera al menos durante 30 minutos Para verter la masa lo mejor es usar una manga pastelera o bien una cuchara de helado, recordando siempre que lo importante es repartir la masa de forma equitativa. Pasado este tiempo espolvoreamos la superficie con azúcar para que les quede una bonita costra e introducimos la bandeja en el horno precalentado a 250 ºC a una altura media con calor arriba y abajo. En ese momento bajamos la temperatura del horno a 220 ºC y las hornearemos durante 12-14 minutos Hay que vigilarlas para que no se quemen pero sin abrirlo y recuerda que cada horno es un mundo. Pasado ese tiempo sacamos el molde y lo colocamos sobre una rejilla. Después de 5 minutos las sacamos y las dejamos sobre la rejilla hasta que terminen de enfriarse. Conservación: Estas magdalenas son muy tiernas, pero para conservarlas en bueno estado lo mejor es guardarlas en una bolsita hermética o bien en una lata para galletas. Lo importante es que no les de el aire, como sucede con cualquier otro bizcocho. Consejos - Ingredientes: Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.- Bol: El bol no debe estar frío, para ello simplemente ponlo un rato con agua caliente y justo cuando vayas a empezar, tira el agua, sécalo y vierte en él los ingredientes.- Aceite: Yo he usado un aceite de oliva virgen suave aunque si no tienes puedes usar un aceite de girasol o como se llama en otros países aceite maravilla.- Esponjosidad: La clave para que te quede una magdalena esponjosa está en el aire que demos a la masa para facilitar que ésta crezca y suba, llenando su interior de delicadas burbujas. Para ello tenemos que batir mucho y a gran velocidad.- Moldes: Es importante usar moldes rígidos. En el caso que sean cápsulas de papel lo mejor es introducirlas en una bandeja con cavidades especiales para que no se deformen. O también, puedes introducirlos o usar moldes de aluminio desechables.- Nevera: Es muy importante que no te saltes este paso porque en esa fase de reposo en frío ayuda a activar la levadura química y a crear un choque térmico cuando introduzcamos los moldes en el horno, lo que potencia la expansión de la masa. Recuerda que siempre hay que tapar bien el recipiente antes de dejarlo en la nevera para que no coja olores extraños ni se seque demasiado. Así que puedes tapar la bandeja de los moldes o bien guardar la masa dentro de su bol y luego repartir la masa en los moldes.- Temperatura Horno: No puedes saltarte el precalentamiento a máxima temperatura porque al abrirlo bajará un poco.- Congelar: Por si no lo sabías en el caso que hagas mucho puedes congelarlas. Para ello, cuando las tengas horneadas y frías, envuélvelas una por una en film transparente y al congelador. Cuando las quieras disfrutarlas sólo tienes que sacarlas media hora antes, y las podrás disfrutar casi como estuvieran recién hechas. Este proceso no se puede si las has tenido por la cocina un par de días. 3.5.3226

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.