Crema fácil de marisco. Receta Navidad
Recetasderechupete.com
Recetasderechupete.com
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 500 gr. de langostinos frescos o congelados
  • 1150 ml de aceite de oliva virgen extra (suave)
  • 11 hoja de laurel (opcional)
  • 14 cebollas rojas
  • 12 puerros grandes
  • 18 zanahorias
  • 1250 ml de brandy o coñac
  • 11 litro de caldo de pescado
  • 14 cucharaditas tipo postre de pimentón dulce
  • 15 dientes de ajo
  • 1 Un manojo de perejil fresco
  • 1 Sal y pimienta recién molida (al gusto)
  • 14 rebanadas de pan tostado (o duro)Antes de cocinar, preparación de los langostinos, gambones o gambas Para esta receta podéis elegir langostinos, gambas o gambones, la preparación vale para estos tipos de marisco, elegid dependiendo de la receta. A mí me gustan más los langostinos y os recomiendo que sean congelados de una marca de calidad. Por menos de 10 euros podéis encontrar medio kilo sin problema. Si los optáis por langostinos congelados, dejad que se descongelen bien el día antes en la nevera para poder manipularlos al día siguiente. Los pelamos, quitamos la cabeza y la cáscara que los protege. Comenzamos por la cabeza que es la que más sabor tiene, haciendo una simple rotación la desprendemos fácilmente, las reservamos. Luego, desde la parte de abajo del vientre, donde están las patas, retiramos con las manos los distintos anillos o cáscara que recubren el cuerpo junto con las patas. No tiréis las cáscaras pues nos van a servir para hacer nuestra crema. Una vez pelados los langostinos debemos quitarle el intestino (un hilo negro que tienen en el interior) que debemos retirar ayudándonos con un palillo o con la punta de un cuchillo. Con el palillo pinchamos el extremo del intestino que queda a la vista y tiramos de él. Debería salir entero, como si fuese un hilo, sin necesidad de abrir el langostino, para que no pierda jugo y sabores durante la preparación. Se tira porque tiene sabor amargo y puede traer arena o lo último que comió el langostino. Secamos y reservamos los langostinos para hacer a la plancha al final de la preparación de la crema de marisco. Preparación del caldo o fumet de langostinos Podéis ver el paso a paso mejor explicado en la receta de fumet o caldo de langostinos, pero aquí tenéis un resumen. Con los restos de los langostinos vamos a pasarlos a una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente añadimos las cabezas y cuerpos de los gambones o langostinos y le damos una par de vueltas hasta que cambien de color. Es hora de flambear, vertemos el brandy le plantamos fuego (siempre con la campana extractora apagada). Removemos hasta que se apague la llama. Reservamos. Pelamos las cebollas y troceamos en dos. Picamos finamente en juliana y añadimos a una cazuela con un dedo de  aceite de oliva virgen extra. Doramos a fuego lento durante 5 minutos. Mientras tanto lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias. Hacemos lo mismo con los puerros y los dientes de ajo. Añadimos agua hasta que cubra la mitad de la cazuela. Es decir en la cazuela irán los restos de langostinos, el brandy, el aove, la cebolla, las zanahorias, puerros, ajo y el agua para hacer el caldo. Sólo falta añadir una pizca sal y pimienta negra recién molida. Dejamos cociendo todo durante media hora. Una vez que tenemos todos los sabores integrados le damos una triturada con la batidora. Colamos con un colador fino y retiramos posibles restos del caldo, queremos que quede limpio sin ningún resto de cáscaras. Con esto conseguimos que resulte un caldo más sustancioso y también de color más rojizo. Os aseguro que el resultado es de 10 puntos. Ya tenemos el fumet de langostinos listo. Reservamos. Preparación de la crema de marisco Removemos todo bien y rehogamos durante 15 minutos a fuego medio. Cortamos el pan en rodajas finas y las echamos a la cazuela. Le añadimos una cucharadita de postre con pimentón de la Vera y removemos todo juntando los sabores. Añadimos el caldo de marisco o fumet que hemos elaborado previamente. Si no tienes tiempo siempre puedes ayudarte de un caldo comprado, los tienes de calidad en el súper. Dejamos cocer hasta que esté todo blando, unos 15 minutos aproximadamente. Añadimos los trozos de langostinos que hemos flambeado con todo el jugo que han soltado. Removemos bien con una espátula, mezclando los sabores de nuestros ingredientes. Dejamos que se cocine a fuego medio durante unos 30 minutos a fuego medio. Debemos remover de vez en cuando para que no se pegue a la cazuela. Probamos de sal y si fuese necesario, salpimentamos. Sólo nos queda triturar hasta conseguir una textura cremosa. La pasamos por un colador o chino y ya tenemos lista la crema para servir bien caliente. La textura tiene que ser de crema, si nos queda un poco gorda podemos añadirle un poco de leche entera o nata líquida. Si la vamos a utilizar otro día, buscamos un tupper donde podamos meter todo el líquido y guardamos en la nevera hasta que lo vayamos a comer. Preparación de los langostinos a la plancha y emplatado En el proceso final de la crema vamos a preparar los langostino, gambas o gambones a la plancha. Pincelamos una sartén con aove y cuando comience a humear pasamos los langostinos. La receta es para 6 personas, es decir doce langostinos que tenía reservados. Cocinamos en sólo un minuto y medio, sin pasar en exceso, lo justo para que se pongan rosados. Elegimos un bonito plato hondo o un cuenco. Y por último añadimos 1 o 2 cucharadas generosas de crema bien caliente y acompañamos con los langostinos. Espolvoreamos con perejil fresco finamente picado y a disfrutar. Os aseguro que es un plato de lujo, muy sencillo y fácil de cocinar. No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.