Boston Cream Pie {una deliciosa anomalía}
Pemberley Cup & Cakes
Pemberley Cup & Cakes
  • ¡Valora esta receta!
  • Tu valoración
Valoración global 0 0 valoraciones

Ingredientes

  • 30 mins Tiempo de Cocción 35 mins Tiempo Total 1 hr 5 mins Autor: Pemberley Cup & Cakes by Rosa Tipo de receta: Cakes Tipo de cocina: American Raciones: 8-10 Ingredientes (Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario) Para el bizcocho: 2 huevos (L) 2 yemas de huevo (L) ¼ cucharadita de cremor tártaro 30 g (2 cucharadas) de mantequilla sin sal 60 ml ( ¼ cup ) de leche 250 g (1¼ cup) de azúcar superfino 1 cucharadita de extracto puro de vainilla 125 g (1¼ cups) de harina de repostería 1¼ cucharaditas de levadura química (tipo Royal) ½ cucharadita de sal Ralladura de 1 limón mediano Para el relleno (la crema pastelera): 250 ml (1 cup + 2 cucharaditas) de leche entera 1 vaina de vainilla 65 g (¼ cup + 1 cucharada) de azúcar blanco 20 g (3 cucharadas) de harina fina de maíz (tipo Maizena) 2 yemas de huevo (L) Para la cobertura de chocolate: 120 ml (1/2 cup) de nata líquida (mín 35 % MG) 115 g (4 oz) de chocolate negro (50% cacao) Elaboración Del bizcocho: Precalentamos el horno (eléctrico) a 175ºC (350º F) y colocamos la rejilla a media altura. Engrasamos 2 moldes redondos (fondo y laterales) de 20 cm (8") de Ø. Recortamos el papel de horno con la forma de la base de los moldes (usamos una base como plantilla; es más fácil y rápido si doblamos el papel en 2 y recortamos sólo una vez) y colocamos los 2 círculos en el fondo de cada molde. Engrasamos también sobre el papel. Reservamos. Separamos las claras de las yemas cuando los huevos aún estén fríos —colocamos las 4 yemas en el cuenco de nuestra amasadora equipada con las varillas y las claras de 2 huevos en un cuenco grande—, cubrimos ambos cuencos con film transparente y dejamos que se aclimaten a temperatura ambiente. Mientras tanto, en un cuenco mediano aparte, tamizamos la harina junto con la levadura química y la sal. Añadimos la ralladura de limón a la mezcla anterior de ingredientes secos y mezclamos con unas varillas hasta combinar bien. Reservamos. En un cazo mediano, calentamos la leche y la mantequilla a fuego medio hasta que la mantequilla se derrita, removiendo constantemente y sin que la mezcla llegue a hervir. Retiramos del fuego y añadimos el extracto de vainilla. Removemos bien, cubrimos y reservamos. Empezamos a montar las claras batiendo con las varillas a velocidad media hasta que espumen. Añadimos entonces el cremor tártaro y seguimos batiendo, ahora ya a velocidad alta, hasta que quede bien incorporado. Sin dejar de batir vamos añadiendo 100 g ( ½ cup ) del azúcar gradualmente, una cucharada cada vez, hasta conseguir una consistencia densa y brillante y se formen picos suaves al levantar las varillas de las claras. Reservamos. En el cuenco de nuestra amasadora equipada con las varillas (o en otro cuenco grande), batimos todas las yemas junto con los 150 g ( ¾ cup ) restantes del azúcar a velocidad media-alta durante unos 5 minutos hasta que la mezcla palidezca y adquiera una textura esponjosa. Sin dejar de mezclar, vamos añadiendo la leche caliente poco a poco hasta que quede todo perfectamente combinado. A continuación, agregamos los ingredientes secos reservados (harina, levadura química, sal y ralladura de limón) en dos tandas, mezclando a velocidad baja sólo lo justo hasta que se hayan incorporado. Añadimos una pequeña cantidad de las claras montadas a la mezcla anterior y, con ayuda de una espátula de silicona o unas varillas grandes, vamos integrándolas muy suavemente empleando movimientos envolventes hasta que la masa quede un poco más ligera. A continuación, añadimos el resto de las claras montadas en dos tandas, integrándolas del mismo modo. Es muy importante no mezclar en exceso o las claras bajarían y nos quedaríamos con una masa densa y pesada en vez de ligera y esponjosa como es el objetivo. Dividimos la masa en 2 partes iguales, la repartimos entre los 2 moldes que teníamos preparados y alisamos la superficie con una espátula pequeña angulada. Horneamos durante 25-30 minutos Antes de sacar los bizcochos, comprobamos si están bien horneados insertando una brocheta o cake tester en el centro; si sale limpia ya está, si no, vamos comprobando cada par de minutos hasta que salga. Una vez horneados correctamente, los sacamos del horno y los dejamos enfriar en sus moldes sobre una rejilla durante 10 minutos Finalmente, desmoldamos y dejamos enfriar por completo bocabajo sobre una rejilla antes de montar nuestra tarta. Si tenemos tiempo, una vez fríos, envolvemos nuestros bizcochos en film transparente individualmente y los dejamos en el frigorífico durante toda la noche para que se asienten mejor la miga y los sabores. Del relleno (crema pastelera): Empezamos aromatizando la leche, colocándola en un cazo junto con la vaina de vainilla, abierta longitudinalmente con anterioridad. Llevamos a ebullición a fuego medio, retiramos, removemos y reservamos. En un cuenco mediano aparte batimos bien las yemas junto con el azúcar hasta que la mezcla palidezca y se vuelva más densa y esponjosa. A continuación, añadimos la harina fina de maíz y seguimos mezclando hasta que quede todo perfectamente ligado. Seguidamente, sobre la mezcla anterior vertemos poco a poco la mitad de la leche aromatizada sin dejar de remover. Una vez todo bien combinado lo volvemos a poner a fuego lento junto con el resto de la leche, removiendo constantemente par que no se formen grumos ni se pegue al cazo hasta que espese (hay que tener en cuenta que conforme se vaya enfriando, espesará aún más). Retiramos y dejamos enfriar cubriéndola con film transparente bien pegado a la superficie de la crema para evitar la formación de una película reseca en la capa superior, así como la condensación de gotas de agua debido al calor. Reservamos. De la cobertura de chocolate: Troceamos el chocolate y lo colocamos en un cuenco mediano resistente al calor. En un cazo pequeño, llevamos la nata a ebullición. Una vez hierva, la vertemos inmediatamente sobre el chocolate troceado y dejamos reposar durante 1 minuto Removemos con una espátula de silicona hasta combinar por completo y dejamos templar unos minutos. Reservamos. Montaje de la tarta: Si fuera necesario, con un cuchillo de sierra largo o lira recortaremos los bizcochos lo justo para igualar y nivelar las superficies. Con la ayuda de un pincel de respostería limpiamos los bizcochos suavemente de las posibles migas sueltas que hayan podido quedar. Colocamos el primer bizcocho boca arriba sobre el plato sobre el que se vaya a servir la tarta (usaremos siempre primero el que haya quedado menos agraciado) y, con ayuda de una espátula pequeña angulada (o una cuchara) extendemos uniformemente una generosa capa de crema pastelera hasta llegar al borde. A continuación, colocamos el segundo bizcocho boca abajo bien centrado sobe la capa de crema, presionando ligeramente para que quede bien asentado. Finalmente, vertemos la cobertura de chocolate sobre la tarta, extendiéndola uniformemente por todo la superficie con ayuda de una espátula pequeña, dejando que caiga ligeramente por los lados.. La tarta se conserva durante durante 2-3 días siempre en el frigorífico y bien cubierta. Notas – Antas de montar las claras, asegúrate de que tanto el cuenco como las varillas están perfectamente limpios y libres de cualquier rastro de grasa.– A la hora de montar las claras, comprueba que no haya ni rastro de yema entre las claras o no se montarán.– Puedes saltarte todo el paso de montar las claras y añadir los huevos (2 huevos enteros y 2 yemas) todo de una vez. La miga quedará igualmente jugosa y tierna, aunque quizás algo menos esponjosa.– Recuerda: a la hora de montar la tarta, tanto el bizcocho como la crema pastelera han de estar fríos, pero la cobertura de chocolate algo caliente.– Día nacional (USA) del Boston Cream Pie: 23 de octubre 3.2.2802 Receta del bizcocho adaptada del Boston Cream Pie de Martha Stewart

Instrucciones

Comentarios

Iniciar sesión o Regístrate para escribir un comentario.